El trabajo en toda la provincia…

¿Qué labores desarrolla una sede o delegación en el territorio provincial?

La labor que se desarrolla en las delegaciones de toda la provincia es netamente administrativa, siempre al servicio del profesional. Comprende la atención al mismo, dar cumplimiento efectivo a las políticas que proceden de la Comisión Directiva del Consejo, recibir los planos o encomiendas de trabajo, verificando el cumplimiento de lo que se llama carpeta mínima, es decir, el contenido exigido por la norma vigente. Por supuesto que también se verifica que el profesional se encuentre matriculado y tenga incumbencia en el trabajo presentado. Una vez recibidos los expedientes y luego de asentarlos en el sistema informático, se envían los expedientes a la Sede Central a fin de proceder a su archivo. También se hacen informes para los núcleos técnicos y el área contable, y se presta ayuda a los profesionales en la interpretación de la ley de honorarios mínimos y aranceles, o en cualquier necesidad que tuvieren, dentro de las posibilidades de cada delegación,  incluyendo las reuniones periódicas, el fomento de la unión de los profesionales de la zona de influencia de la delegación y la getión y organización de las capacitaciones que se brindan. En definitiva, se brinda respaldo al profesional, dentro de la organización del Consejo Profesional.

¿Cuáles son los desafíos que enfrenta un profesional en nuestra provincia?

Los desafíos son varios. Quizás el más importante es el de concientizar a los habitantes de cada localidad, acerca de la importancia de contratar y utilizar a un profesional de las diversas áreas nucleadas en el Consejo para los diversos trabajos que necesiten. Existe una marcada tendencia a pensar que la construcción de una casa, por poner un ejemplo, es similar, la construya quien la construya. Para ejemplificarlo, solemos compararlo con un profesional del ámbito médico, preguntándole al usuario final si en el caso de que estuviera en riesgo su vida, elegiría a un enfermero para una intervención quirúrgica. La respuesta, obvia, es no, por supuesto… elegiría al mejor médico que pudiera conseguir. Paradójicamente, no se utiliza el mismo criterio con una vivienda o un edificio, o cualquier otra encomienda que se necesite. Quizás el problema sea cultural y constituya una tradición que, casi obligatoriamente, se cumple. Es una realidad que se vive cotidianamente, que muchas de nuestras casas fueron construidas entre la familia, con mujeres haciendo la mezcla y hombres levantando paredes. Estas casas no serán de lo más cómodas pero funcionan, y no contrataron profesionales porque era uso y costumbre no contratar a nadie para hacer planos ni mucho menos para diseñar la propiedad. Creemos firmemente en que debemos cambiar este paradigma, ya que debemos respetar no solamente el trabajo del profesional, sino también la seguridad de nuestros seres queridos, los cuales, por costumbre, falta de recursos o simplemente desidia, pueden estar, sin saberlo, sometidos a una menor calidad de vida, debido a que, en la construcción, no se tuvieron en cuenta aspectos fundamentales, aunque algunos no sepan considerarlos así,  como por ejemplo, la iluminación natural de los espacios, la ventilación, la orientación de las habitaciones, aspectos que ya han sido identificados como esenciales y solamente se encuentran contemplados en el trabajo de diseño de un profesional idóneo para ello.

En las últimas gestiones, ¿hubo un mayor acercamiento de la gestión central del Consejo hacia las delegaciones del interior?

Totalmente. Desde la compra de terrenos y modificaciones de estructura en ciertas delegaciones hasta la realización de las reuniones de Comisión Directiva en localidades de toda la provincia, las reuniones periódicas con los delegados, la puesta en marcha del sistema de transmisión en vivo de las capacitaciones y nuevas medidas administrativas que se ponen en macrha todos los días para mejorar las condiciones y servicios al matriculado de cada localidad.

¿Cuáles son nuestras expectativas?

En cuanto al desarrollo profesional, tenemos, como siempre, expectativas de mejores condiciones de trabajo, mayores desafíos y un auge en la construcción que se vea potenciado por diversos factores en cada localidad. Por ejemplo, el incremento de la demanda en el sector turístico, el aumento poblacional, la mejora de sistemas productivos, la implementación de mejores redes viales y de infraestructura, y otros. Existen índices y programas establecidos que nos permiten visualizar nuevos horizontes en el futuro cercano. Pero, por otro lado, sin embargo, vemos con preocupación algunos aspectos relacionados, sobre todo, con la necesidad de que las autoridades municipales entiendan que deben cumplir la ley. Así de claro y así de simple. Quizás por desconocimiento, falta de idoneidad o simplemente por cuestiones políticas, han intentado hacerle creer a la población que no es necesario  que se presenten trabajos en la Municipalidad con el visado del Consejo Profesional avalando el ejercicio profesional a cualquier persona ya que no existiría este organismo para verificar y aplicar su poder de registro y contralor de la matricula profesional.  Esto, aunque parezca obvio, ya que todos debemos cumplir la ley y somos todos iguales ante ella, parece que tiene alguna arista que no queda clara para ciertas personas, quizás por la conveniencia de que esto sea así. Pero, en defensa de los intereses del matriculado, se están tomando los recaudos necesarios para que se regularice esta situación irregular.

Además ...

COMUNICADO EN RELACIÓN AL SHOPPING DE LA COSTANERA

Ante la votación favorable en el recinto del Concejo Deliberante de la Municipalidad de la …