Día Mundial de la Arquitectura

[vc_row][vc_column][vc_column_text]Hoy, lunes 3 de octubre, se celebra en todo el mundo el Día Mundial de la Arquitectura y el hábitat. Este año, el lema adoptado por la Unión Internacional de Arquitectos (UIA), que representa a 1.300.000 arquitectos de todo el mundo es “Diseñar un futuro mejor”.

Frente al cada vez mayor número de desafíos mundiales, el papel de la arquitectura, del urbanismo y de la concepción arquitectónica es cada vez más decisivo en la construcción de un futuro mejor en nuestras ciudades, pues la ciudad, en tanto hecho urbano que responde a un espacio-tiempo histórico, se presenta como un acto creativo de su sociedad y un lugar de memoria colectiva y paradigma esencial de la historia de la arquitectura. Para que la ciudad cumpla su función sintética es preciso respetar el papel revitalizador de la arquitectura y el rol de la gestión profesional de los arquitectos en las grandes urbes, edificando sobre lo existente, mejorando los usos y reafirmando el proyecto urbano. La arquitectura como disciplina profesional atiende a las cuestiones que se plantean en la ciudad, y como hecho tangible es la que modela el ambiente construido y establece su estructura de funcionamiento. En este escenario, el proyecto o modelo de ciudad, viene caracterizado por muchas dimensiones pero todas se vinculan en torno a la arquitectura, el urbanismo, el patrimonio cultural y el ambiente.

La Sociedad de Arquitectos de Corrientes celebra este día a manera de homenaje de aquellos arquitectos que han diseñado y construido nuestras ciudades con sus proyectos aproximando visiones de futuro a realizaciones y, con el propósito de promover el papel de los arquitectos y su contribución para hacer de nuestras ciudades un lugar habitable para un futuro sostenible, en la que la superación de la pobreza, la reducción de riesgos y la resiliencia a los desastres y al cambio climático sean una prioridad de las políticas públicas y un compromiso de las instituciones que gravitan en su desarrollo y crecimiento. Uno de nuestros objetivos como sociedad urbana debe ser fomentar el gran potencial de la arquitectura y del ordenamiento urbano para crear  y construir ciudades y asentamientos humanos sostenibles y afrontar el cambio climático. La divulgación de este mensaje sólido, pertinente y accesible debe estar en la partitura de la gestión profesional de los arquitectos y de los profesionales del ambiente construido. En este contexto, la UIA hará hincapié en la manera en que los arquitectos pueden “diseñar un mundo mejor” en la conferencia Hábitat III (Quito, octubre 2016) y en COP 22 (Marrakech, 7 de noviembre 2016).

 Un poco de historia

En 1985, la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas, atendiendo a una recomendación de la Comisión de Asentamientos Humanos, designó que el primer lunes de octubre de cada año sería el Día Mundial del Hábitat, con el objetivo de reflexionar sobre el estado de nuestras ciudades, al mismo tiempo que premiar organizaciones o individuos por su excelente contribución a la mejora de las condiciones de los asentamientos humanos. En 1997, la Unión Internacional de Arquitectos (UIA) decidió sumarse a esta iniciativa y también instituyó el primer lunes de octubre de cada año como Día Mundial de la Arquitectura, coincidiendo con el Día Mundial del Hábitat. Desde entonces, en esta fecha se celebran varias actividades conmemorativas a escala mundial por parte de las secciones nacionales de la UIA, las agrupaciones profesionales de arquitectos y otras instituciones vinculadas con la arquitectura.

La Sociedad de Arquitectos de Corrientes (SAC), en el marco de su programa de gestión institucional, se ha integrado a trabajar dentro de los lineamientos del acuerdo de cooperación firmado entre la FPAA y la ONU el componente urbano programas de ciudades del pacto global.

Es la iniciativa de mayor responsabilidad en el mundo, con más de 7.000 signatarios en 135 países para las empresas y organizaciones que aspiren alinear sus acciones y estrategias con los Diez Principios Universales de las Naciones Unidas en las áreas de los Derechos Humanos, Normas Laborales, Medio Ambiente y Lucha contra la Corrupción.  Su fin es promover el diálogo social para la creación de una ciudadanía que permita conciliar los intereses de las empresas, con los valores y demandas de la sociedad civil, los proyectos de la ONU, los planteamientos de sindicatos y organizaciones no gubernamentales, sobre la base de diez principios en áreas relacionadas con los derechos humanos, el trabajo, el medio ambiente y la corrupción. Se inserta en la lista de iniciativas orientadas a prestar atención a la dimensión social de la globalización, dándole una cara humana al mercado global. Es un instrumento de libre adhesión para aplicar los diez principios que lo integran en sus estrategias y operaciones.

La entidad que reúne a los arquitectos de toda América, la Federación Panamericana de Asociaciones de Arquitectos (FPAA), adhirió – en nombre y representación de todas las secciones nacionales de arquitectos americanas –  al Pacto Global, asumiendo voluntariamente el compromiso de promover – en estas – la implementación de los diez principios en las actividades cotidianas de los arquitectos, sobre todo para que en los proyectos que estos realicen  se  contemplen con enfoque preventivo, responsables  y con uso respetuoso de las tecnologías en cuanto al ambiente.

La FPAA firmó un convenio de asociación estratégica y colaboración con el Programa de Ciudades, que es el componente urbano del Pacto Global de las Naciones Unidas. El Programa de Ciudades está dedicado a la promoción y adopción de los diez principios del Pacto Global de las Naciones Unidas y a su aplicación por parte de las ciudades, estados, provincias y naciones, ofreciendo una estructura para la implementación de los principios de gobernanza y gestión urbana. Dentro de las directrices del Pacto Global de las Naciones Unidas, el Programa de Ciudades enfoca la colaboración entre niveles de gobierno, empresas y sociedad civil, a fin de aumentar la sostenibilidad, resiliencia, diversidad y adaptaciones en las ciudades, frente a la naturaleza compleja de los desafíos urbanos.

El Pacto Global se inserta en la lista de iniciativas orientadas a prestar atención a la dimensión social de la globalización, dándole una cara humana al mercado mundial.

Los diez principios

Derechos Humanos – Principio Nº1. Apoyar y respetar la protección de los derechos humanos. Principio Nº2. No ser cómplice de abusos de los derechos. Ámbito Laboral – Principio Nº3. Apoyar los principios de la libertad de asociación y sindical y el derecho a la negociación colectiva. Principio Nº4. Eliminar el trabajo forzoso y obligatorio. Principio Nº5. Abolir cualquier forma de trabajo infantil. Principio Nº6. Eliminar la discriminación en materia de empleo y ocupación. Medio Ambiente – Principio Nº7. Las empresas deberán mantener un enfoque preventivo que favorezca el medio ambiente. Principio Nº8. Las empresas deben fomentar las iniciativas que promuevan una mayor responsabilidad ambiental. Principio Nº9.  Las empresas deben favorecer el desarrollo y la difusión de las tecnologías respetuosas con el medio ambiente.Anticorrupción – Principio Nº10. Las empresas e instituciones deberán trabajar contra la corrupción en todas sus formas, incluidos extorsión y soborno.

En qué estamos hoy

Sin duda alguna, más allá de voluntades y acciones individuales y sectoriales, este desafío necesita de: I) Profesionales para un enfoque integrado del desarrollo; II) Un enfoque profesional multidisciplinar en las políticas, estrategias de desarrollo y acciones-proyecto; III) Gestionar la interdependencia de los agentes y sectores de una comunidad; IV) Disponer de un pensamiento estratégico frente al carácter reivindicativo, defensivo o pasivo de instituciones o agentes; V) La cooperación del sector público, privado y comunitario en una movilización colectiva y proyectos de interés común. Ese proyecto común es el Proyecto de una Ciudad Sostenible, y en él está implícito que su mayor atributo para su construcción es potenciar los recursos y capacidades existentes de la comunidad local al comenzar por vincular en su territorio su historia, su presente y sus proyectos de futuro, pues es en este escenario donde las distintas intervenciones públicas y privadas realizadas en materia de arquitectura, urbanismo, ambiente y patrimonio se podrán reunir e integrar en un proyecto común.

Los arquitectos correntinos nos hallamos trabajando teniendo en  cuenta los compromisos asumidos, la dimensión del desafío y las capacidades para llevarlo a la práctica. Creemos que es el momento justo para reflexionar sobre el objetivo estratégico el “Proyecto SAC”  de fortalecimiento institucional, gremial, profesional; sobre el Proyecto de Ciudad y las políticas territoriales. Especialmente ahora, donde la Sociedad de Arquitectos de Corrientes asumió en representación de la Federación Argentina de Asociaciones de Arquitectos FADEA para ambas regiones NEA/NOA del “Plan Belgrano”, política posibilitante de crecimiento económico y desarrollo social, así como el liderazgo Campaña Continental de la Federación Panamericana de Arquitectos, del Pacto Global de Ciudades  ONU/Hábitat y de la Campaña Urbana Mundial “Yo Mejoro Mi Ciudad” hacia Hábitat III – La Cumbre ONU-Hábitat para el Desarrollo de los Asentamientos Humanos y la Vivienda.

Valerse de este marco de acción puede ayudar para alcanzar el objetivo de construir desarrollo sostenible y generar resiliencia en nuestras ciudades; también aprender los unos de los otros, construir y gestionar el conocimiento especializado, así como el apoyo técnico a las comunidades desprovistas de este y, en ese contexto apreciar las oportunidades para nuevas formas de gestión profesional y de servicios de los arquitectos como “guías” y “constructores” de este proceso de mejora de la calidad de vida y el ambiente de nuestras ciudades y territorios[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Además ...

QUÉ VOTA CADA MATRÍCULA

votos_sobres_2022Descarga Listas_OficializadasDescarga