Home / Espacio de Opinión / Entrevista al Arquitecto Carlos Gallino Yanzi.

Entrevista al Arquitecto Carlos Gallino Yanzi.

Los nuevos desafíos de ser arquitecto.

Una de las cuestiones más difíciles para cualquier ser humano es la transmisión de la experiencia como forma de capacitar a otros, con la sana intención de evitarles recorrer un camino ya transitado o facilitar la toma de decisiones con lo ya vivido. Esta complejidad comunicacional es aún mayor cuando se trata de compartir experiencias profesionales. Por ello, invitamos a uno de los arquitectos más experimentados para que nos ayude en la tarea, el arquitecto Carlos Gallino Yanzi.

P: ¿Qué significa ejercer la profesión de arquitecto hoy?

GY: La arquitectura, como disciplina y profesión, ha recorrido una larga carretera desde los ignotos arquitectos de la antigüedad, hasta hoy día. Continúa evolucionando junto a la cultura y la tecnología, reflejando los nuevos ejercicios y los valores cambiantes de la sociedad. Algunos de estos cambios son conscientes y originados dentro del campo de la arquitectura, hechos como actos de progreso disciplinario o profesional; mientras otros cambios son incontrolables como el propio rol de la arquitectura, en un mundo que está cambiando permanentemente con innovaciones de todo tipo.

P: ¿Cómo se relaciona con otras profesiones? ¿Cree en el trabajo inter y multi-disciplinario?

GY: La clásica imagen del arquitecto era ese genio solitario que daba vida a formas esculturales sacadas de su mente se ha acabado. Hoy en día, los arquitectos se ven a menudo trabajando colaborativamente, multi o interdisciplinariamente, liderando o integrando equipos de trabajo con otras disciplinas o profesiones (la ingeniería en todas sus especializaciones, la agrimensura, la economía, las finanzas, etc.), para alcanzar grandes éxitos, abarcando una gran variedad de tareas, que incluyen el diseño de viviendas, edificios, espacios públicos o privados. Si se dedica a la planificación urbana, el trabajo interdisciplinario es ineludible. Deberá relacionarse con una gran variedad de disciplinas y profesiones. Por lo mínimamente expuesto, resulta necesario contar con una institución profesional capaz de nuclear a todas las profesiones afines, a los efectos de regular sus competencias y relaciones, como así también velar por la propiedad intelectual del quehacer de los involucrados.

P: ¿Qué le diría a los nuevos arquitectos o a los estudiantes, sobre su futuro profesional?

GS: El arquitecto del futuro será un profesional que deberá contar con capacidad y habilidades cada vez más complejas y quizás contrastantes con las capacidades técnicas de su profesión. Las habilidades como flexibilidad, comunicación, expresión oral o facilidad para las relaciones interpersonales son hoy más importantes para la profesión que nunca. A las funciones típicas del arquitecto habría que sumarle destrezas blandas, que a diferencia de la rigidez que imponen algunas exigencias técnicas de la profesión, en contraposición requieren flexibilidad y soltura. El arquitecto del futuro será a la vez negociador, hombre de negocios y empresario. Aislado, el arquitecto no tiene más poder que el de tratar de convencer. Sin embargo, a diferencia de otras profesiones especializadas, el arquitecto puede tener una visión más integral y puede desempeñar un papel más crucial dentro de los equipos multidisciplinares y/o interdisciplinares que se necesitarán para abordar temas en el futuro que hoy no conocemos o conocemos embrionariamente. Así también deberá ser un buen “director de orquesta” capaz de saber pedirle sus máximas posibilidades, a cada una de las disciplinas y/o profesiones que participan en su proyecto, sin ser un “concertista” de cada una de ellas,. Todo un desafío para su formación.

En pocas palabras, la síntesis de un profesional con una mirada amplia, moderna, que sabe que el camino debe recorrerse en conjunto y no aisladamente. Ojalá algunos sepan tomar el ejemplo.

¡Gracias arquitecto Gallino Yanzi!

Además ...

Los errores más preocupantes en instalaciones de Puesta a Tierra

Descargar el documento original en formato PDF Nuestro país atrasa más de 40 años en …